Ser hombre no es fácil

detalles

Uno de los requisitos básicos para ser un buen papá es estar saludable, por ello, aquí te presentamos los estudios médicos que ningún hombre debe pasar por alto, desde diabetes, cáncer de próstata y depresión, hasta VIH. ¡Infórmate!

1: Presión arterial

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_1_8-1371068859

Desde jóvenes, los hombres deben poner atención a su presión, a partir de los 18 años y por lo menos cada 2 años deben revisar que su presión sea menor de 140/90, ya que si es mayor, podría desencadenar un derrame cerebral, ataques al corazón, problemas de los riñones o los ojos, e insuficiencia cardíaca.
banner labtam

2: Diabetes

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_3_45-1371068859

La diabetes es uno de los problemas de salud pública más graves, y según la Asociación Americana de Diabetes unos 13 millones de hombres en el país la padecen. Habla con tu médico sobre la prueba de diabetes, ya que los niveles elevados de azúcar en sangre pueden causar daños en tu corazón, cerebro, ojos, pies y riñones.

4: Colesterol

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_5_23-1371068859
A partir de los 20 años debe medirse el colesterol si es que fumas, eres obeso, padeces diabetes, hipertensión, o si en tu familia hay antecedentes de enfermedades del corazón o arterias obstruidas. De no ser así, lo recomendable es evaluar el colesterol a partir de los 35 años.

5: Exceso de peso y obesidad

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_7_37-1371068863
La mejor alternativa para detectar si tienes este problema es calculando el índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés), dividiendo el peso en kilogramos entre la talla al cuadrado. Entre 18.5 y 25 es peso normal, más de 30 indica obesidad. De presentarla debes orientarte con tu médico.

6: Aneurisma aórtico abdominal (AAA)

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_9_35-1371068863
Si tienes entre 65 y 75 años, y siempre has fumado, deberías preguntar a tu médico si necesitas realizarte una prueba para detectar el AAA, que es un abultamiento de la aorta abdominal que puede romperse y causar hemorragias peligrosas, y hasta la muerte.

7: Cáncer colorrectal

Existen varias pruebas entre las que se encuentran análisis de sangre oculta en heces, colonoscopía, colonoscopía virtual, así como el enema de bario con doble contraste, que consiste en tomar una serie de radiografías del colon y el recto.
Existen varias pruebas entre las que se encuentran análisis de sangre oculta en heces, colonoscopía, colonoscopía virtual, así como el enema de bario con doble contraste, que consiste en tomar una serie de radiografías del colon y el recto.
Los hombres mayores de 50 años deberían practicarse también una prueba para descartar el cáncer colorrectal, un poco antes en los hombres que casos de esta enfermedad en la familia. Existen diferentes pruebas para detectarlo, tu médico te puede orientar sobre cuál es la que más te conviene.
FONDO3_SALUDABLE

8: Cáncer de próstata

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_13_50-1371068866
De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas in inglés) en Estados Unidos se pronosticó para el 2012 un estimado de 241.740 casos nuevos y 28.170 muertes por esta afección.
El doctor diagnosticará este problema palpando la próstata a través de la pared del recto o haciendo un test específico llamado antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés). Otros exámenes incluyen ecografías, rayos X y una biopsia.

9: Depresión

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_15_20-1371068867

Al igual que la salud física, la salud emocional es de vital importancia. Nada cuesta acercarse a un profesional y consultar si una prueba de depresión es necesaria, sobre todo si en las últimas semanas has sentido desánimo, abatimiento, tristeza o si has perdido interés o gusto por hacer cosas.

10: VIH

625x470_51b8c9f1b93795d91a000000_17_8-1371068868
La más común es la de detección de anticuerpos contra el VIH; no obstante también existe la prueba de ARN plasmático del VIH o prueba de carga viral, que es efectiva para detectar el virus al cabo de 9 días de la infección.
En caso de que hayas tenido relaciones sexuales sin protección con varias parejas, tenido sexo con hombres, uses o hayas usado drogas inyectables o si estás recibiendo tratamiento por alguna enfermedad de transmisión sexual, lo mejor es consultar a tu médico de cabecera para realizarte esta prueba.