Bajo la dirección de Gonzalo Gil WhiteOro Negro contrató los servicios de investigación y trabajos de alta inteligencia de Black Cube, la agencia privada operada por veteranos exagentes de inteligencia israelí, para obtener información profesional y personal de directivos de Pemex, sus familiares, amigos, empleados y todo aquel entorno cercano, entre otros servicios, reveló el pasado 2 de octubre la periodista Ana Lilia Pérez en Aristegui Noticias.

Este lunes, el periodista Carlos Loret de Mola da a conocer en El Universal parte de las grabaciones que tiene en su poder Oro Negro, las cuales demuestran la corrupción en Pemex y apuntan a que con moches se habría pagado la campaña del ex presidente Enrique Peña Nieto. 

El diario apunta que dos exelementos del Mossad israelí —agencia de inteligencia—, citaron a cenar a dos altos funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el restaurante Sir Winston Churchill de la Ciudad de México, donde se hicieron pasar por representantes de un inversionista de Emiratos Árabes Unidos, interesado en comprar una compañía del sector energético mexicano.

José Carlos Pacheco Ledesma, quien se desempeñó como coordinador Ejecutivo de Pemex Perforación y Servicios, así como de Asesores para Perforación del Director General, detalló en el encuentro el mecanismo de corrupción de Pemex durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, y más específicamente, en la gestión de Emilio Lozoya como director general de Pemex: con quién hay que hablar, cuánto hay que pagar, cuánto se queda el director, cuánto por una cita con él, cómo se lava el dinero de los sobornos, cómo algunos funcionarios usan empresas de sus hijos para cobrar las “mordidas” cómo les llegan “regalitos” como un caballo cuarto de milla valuado en 250 mil dólares.

Lo dice todo en presencia del exsubdirector de Pemex Exploración y Producción, Luis Sergio Guaso Montoya, quien interviene esporádicamente en la conversación.

A los directores les han dado hasta 5 millones de dólares”, por un contrato, relata Pacheco Ledesma, pero les dice que quizá a ellos no les cueste tanto porque su interés [simulado] es absorber contratos ya asignados a otra compañía. Aunque aclara: “Ese es el directo porque abajo habrá que permear también”.

Le preguntan cómo disfrazar el soborno y explica que muchas veces se hace transfiriendo el dinero a empresas relacionadas con los funcionarios corruptos: Hay subdirectores, por ejemplo, que su hijo es el responsable [de la empresa]. Muchas veces todo mundo lo sabe”.

Pacheco Ledesma comenta que Carlos Morales, considerado por años el número dos de la paraestatal en su calidad de director de Pemex Exploración y Producción (PEP), recaudó entre contratistas 2 mil millones de pesos para la campaña presidencial priista de Peña Nieto en 2012.

“Carlos Morales había apoyado la campaña de Enrique Peña Nieto con todos los contratistas: pusieron más de 2 mil millones de pesos en ella. Entonces, tuvo un año y medio más de sobrevivencia [en el cargo]”, indica.

José Carlos Pacheco Ledesma y Luis Sergio Guaso Montoya, presentes en la cena, no fueron los únicos exaltos funcionarios de Pemex grabados. También hay audios del entonces director corporativo de Finanzas, Mario Beauregard Álvarez, y de los exdirectores corporativos de Procura y Abastecimiento, Gustavo Escobar Carré Arturo Henríquez Autrey.

El viernes pasado, The Wall Street Journal reveló que espías israelíes contratados por la empresa Oro Negro grabaron clandestinamente en 2017 a un funcionario de Pemex Perforación y Servicios hablando de sobornos en la empresa productiva del Estado.

Los documentos forman parte de una demanda presentada por los accionistas de Oro Negro en contra de Pemex por un presunto daño tasado en 700 millones de dólares, debido a presuntos actos de corrupción cometidos por ex funcionarios mexicanos que afectaron a la empresa fundada por Gonzalo Gil, hijo del ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, actualmente prófugo por un supuesto fraude.

Un reportaje de la cadena Univisión señala que la demanda involucra en las peticiones de sobornos al ex director de Pemex, Emilio Lozoya, y al ex Secretario de Energía,  Pedro Joaquín Coldwell.

Los agentes de Black Cube contratados por Oro Negro se reunieron en octubre de 2017 con José Carlos Pacheco Ledesma, entonces coordinador de asesores de la Dirección General de Pemex Perforación y Servicios de acuerdo con su declaración patrimonial .

Durante la conversación, que se realizó en el restaurante Winston Churchill, en Polanco, los agentes encubiertos fingieron querer asegurarse de que Oro Negro obtendría mejores contratos si accedía a pagar sobornos a Pemex y cómo podrían efectuarse los pagos.

“Normalmente se hace como un ‘impuesto al éxito’, porque nadie está dispuesto a correr el riesgo de que las cantidades comiencen a aparecer como si fueran, digamos, un porcentaje con respecto del contrato”, explicó Pacheco Ledesma en la plática, de acuerdo con la grabación citada por The Wall Street Journal.

Pacheco explicó en la grabación que muchos funcionarios de Pemex aceptan pagos a través de familiares, conocidos como operadores o aliados, o a través de consultoras fachada creadas para lavar dinero, de acuerdo con el medio estadounidense.

“Hay subdirectores, por ejemplo, cuyos hijos son los responsables” de aceptar dinero. “Muchas veces todos lo saben”, añadió The Wall Street Journal citando al exfuncionario.

Aquí el único audio que se ha dado a conocer hasta ahora, pero se adelanta que el resto se darán a conocer el programa Así las cosas, de 1 a 3 en W Radio: