TAMPICO, TAMAULIPAS.- Dos cervecerías de Tamaulipas y Chihuahua, hicieron brillar a México en la International Beer Cup (IBC), que se celebró en Matsumoto, Japón. Con medallas de plata y bronce, demostraron el talento y calidad de la cerveza nacional.

En la categoría de Smoke Beer, Caralampio/Smoked Helles de Cerveza Caserío (Tampico) ganó plata y se colocó en el medallero entre dos asiáticas: Taihu Brewing de Taiwan (oro) y la japonesa Fujizakura Heights Beer (bronce).

En tanto, Madara/Imperial Stout de Cervecería Ancestrus (Cuauhtémoc, Chihuahua) ganó en la categoría de Wood and Barrel Aged Strong Stout, que fue dominada por Estados Unidos: The Bruery (oro) y Pelican Brewing Company (plata).

La IBC es una de las competencias de cerveza más importantes en la industria, tuvo su primera edición en 1996 y surgió por iniciativa de la Craft Beer Association de Japón. Este año se registraron mil cervezas, de 246 cervecerías. Del total, 579 cervezas fueron de 130 cervecerías de 23 diferentes países y el resto locales.

La justa se llevó a cabo del 3 al 5 de octubre en Matsumoto, Japón y tuvo como cede el Matsumoto Performing Arts Centre. Participaron 90 jueces, de los que 59 fueron extranjeros procedentes de 25 países. La premiación se realizó el sábado 6.

IBC es organizada por Yusuke Yamamoto y tiene como encargados a Tetsuya Kojima y Satoshi Murabayashi. La premiación se realizó el sábado 6. De México asistieron los jueces Jessica Martínez, Francisco González y Germán Orrantia.

“Es una de las medallas más importantes que hemos ganado”

Es la segunda medalla internacional para Caralampio, la cerveza ahumada de Caserío y una de las pocas en su estilo en el mercado mexicano. La receta surgió de la colaboración realizada en 2018 con Alexandre Bazzo de Cervejaria Bamberg (Brasil) y ese mismo año recibió medalla de bronce en Copa Cervezas de América (CCA).

“Es una de las medallas más importantes que hemos recibido, ya que confirma, en alguna medida, que es una cerveza que puede tener buena aceptación en cualquier parte del mundo, sin dejar de lado que los jueces de distintos países, mostraron agrado hacia ella”, afirmó Humberto Saldívar, fundador de la cervecería.

Caserío es una cervecería nacida en Tampico, Tamaulipas, salió a mercado en 2015 y actualmente su fábrica se localiza en la zona industria de Altamira. Se dio a conocer por sus triunfos en CCA y posteriormente en Copa Cerveza Mx.

Además de Caralampio, cuenta con cinco cervezas de línea: Jaiba Brava/Blonde Ale, Disidente/Amber Ale, Súcubo/Kölsh, Subcomandante/Pale Ale y Perro de Agua/IPA, así como cervezas de temporada.

A la competencia en Japón, Humberto sólo inscribió Caralampio, cuyo triunfo se convirtió en “una gran sorpresa, nunca pensamos que este estilo fuera a tener reconocimientos, ya llevamos 2 internacionales”.

Dice Saldívar que la cerveza ahumada representó salir de su zona de confort, en busca de nuevos sabores, “es algo que siempre se agradece de las colaboraciones, en este caso Alexandre Bazzo de Bamberg, tuvo que ver y es un reconocimiento para ellos también”.

Además de la IBC, este año Caserío se inscribió a competencias como El Barrilito de Oro, Pura Vida Indie, Copa Cervecera Mitad del Mundo (Ecuador), CCA (Chile), justas nacionales y participará en Copa Cerveza Mx, a la que también registró Caralampio.

“Podemos seguir siendo embajadores del estilo (smoked helles) y ahora con más gusto y razones para compartirla. Continuar mejorando es un compromiso personal y por los consumidores, que merecen siempre tener buenas cervezas al alcance”, sostuvo Saldívar.