Las importaciones de gasolina desde China, un país a casi 13,000 kilómetros de distancia, se han situado como las segundas más importantes para México, por detrás de Estados Unidos; una tendencia que muestra el ímpetu que han ganando las compras a esta nación desde el año pasado.

México importó 18.36 millones de barriles de combustibles Magna y Premium en julio, según cifras del documento Prontuario Estadístico de Petrolíferos de la Secretaría de Energía (Sener).

Las cifras de ese mes muestran que China se posicionó por primera vez como el segundo mayor origen de las importaciones importaciones de estas gasolinas, con 1.25 millones de barriles.

La gasolina asiática se abre paso en México

China lidera el grupo de países asiáticos que han aumentado el peso de esta región en las importaciones de combustibles para autos para Pemex.

El grueso de las compras al exterior continuó fluyendo desde Estados Unidos, de donde procedieron 15.5 millones de barriles, el 85% del total. De ellos, Pemex importó cerca de 13.1 millones, mientras que los privados trajeron 2.4 millones en ese mes, según datos de la Sener.

Pero el gigante asiático irrumpió en el mercado mexicano desde el año pasado, abarcando 6.9% del total de las importaciones que se hicieron en julio. Pemex también importó gasolinas desde Corea del Sur (4.8%), Singapur (1.6%), Países Bajos (1.6%), y algunos más de Brasil y Argentina (menos del 1%).