Cd. de México (10 julio 2019).- El futbolista mexicano Bernardo “N” carga con 2 losas pesadísimas: la del abuso sexual y la de la indiferencia para su caso.

Ocho meses han transcurrido desde que el joven acusó que fue víctima de abuso sexual en el club Veracruz, decisión que lejos de ayudar sólo incrementó su viacrucis.

El futbolista y sus padres acusan que la demanda está estancada en el municipio de Boca del Río, en donde el presunto victimario, Ángel Fuentes Olivares, se desempeñaba como fiscal.

Ángel Fuentes Olivares

Una vez que se destapó el caso llegaron las indiferencias, “dar la espalda”, el olvido y, en cierto caso, el veto al jugador de cualquier otro club.

– Los padres de Bernardo “N” solicitaron la intervención de la FMF, la cual se declaró incompetente porque el caso se dirime en instancias gubernamentales.

– En la Asociación Mexicana de Futbolistas (AMFpro) les prometieron apoyo y desde el 1 de mayo no les contestan las llamadas.

– El Veracruz ventiló el nombre de la víctima y desde entonces el jugador, que antes había militado en 4 clubes, probó suerte en 3 equipos, sin éxito.

– Llevaron una carta al vocero del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Jesús Ramírez Cuevas, pero la respuesta también quedó en el olvido.

Por todas partes lo han ignorado.

“Yo lo que quiero es que llegue a oídos de López Obrador, que se vea, que me digan que me recibe Cuitláhuac (García, Gobernador de Veracruz) y le explique el problema, que sea pareja la pelea. Eso es lo que queremos”, clamó Aurelio “N”, padre del futbolista.

¿Más olvido?, claro que lo hay.

Acusan que ni siquiera han recibido las notificaciones para presentarse a las audiencias en el juzgado de Boca del Río a cargo del juez José Clemente Zorrilla Rostro.

Además, en grabaciones telefónicas, la abogada de la FMF, Anna Peniche, evidencia que no existe un protocolo para estos casos, así como el titular de la AMFpro, Álvaro Ortiz y la representante legal Angélica Islas.

“Son más de 4 mil jugadores y sí se nos complica un poco el tema”, dijo Ortiz en una de las llamadas.

El futbolista Bernardo “N” se ha planteado renunciar al sueño de jugar en la Primera División.

Mientras toma terapia psicológica, enfrenta el viacrucis porque incluso fue víctima de bullying en el único equipo que le abrió las puertas, pero que hoy desapareció: Coyotes Tlaxcala.

“Estaban jugando y otro compañero de los que jugaban le dijo ‘violado’; en ese momento mi hijo le dijo ‘me vuelves a decir y te mato’.

“Habló el portero de Coyotes con el hijo de ‘Chelís’ (DT José Luis Sánchez Solá) y lo terminaron corriendo (al ‘bully’)”, contó la madre del agraviado, Alejandra Cerón.

Es la historia de Bernardo “N”, un jugador que fue abusado en Veracruz y olvidado por todas las instancias que debían prestarle ayuda.