Un medicamento utilizado para controlar el colesterol ha logrado frenar la artrosis, descubrieron científicos de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, en España, 

Se trata del fenofibrato, fármaco que se utiliza para el tratamiento de alteraciones metabólicas como la dislipemia, que se caracteriza sobre todo por la gran concentración de lípidos en la sangre, como el colesterol o los triglicéridos.

Los científicos descubrieron que este medicamento podría utilizarse para mejorar la función articular de aquellas personas que tengan artrosis, una enfermedad que no tiene cura, pues hasta ahora solo se han tratado síntomas como el dolor o la inflamación, pero no se había logrado frenar la degeneración del cartílago. El fenofibrato sí lo puede hacer, según el estudio realizado.

Las conclusiones del estudio, publicadas en la revista médica EBioMedicine, suponen una nueva esperanza para aquellos pacientes que padecen artrosis.