Tucson, Estados Unidos (11 octubre 2019).- Un juez federal en Texas dictaminó que la declaración de emergencia nacional proclamada por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es ilegal, por lo que su decisión de desviar dinero de otras fuentes para financiar la construcción del muro fronterizo también lo es.

El juez David Briones, del la Corte Federal del Distrito Oeste en Texas, respondió así el viernes a una demanda presentada en contra del Gobierno federal por el Condado de El Paso, Texas, conjuntamente con la organización Border Network for Human Rights.

En su decisión, el juez cuestiona mediante una orden preliminar los motivos que hay detrás de la declaración de emergencia en la frontera hecha por Trump el pasado febrero.

Briones, un juez nombrado por el ex Presidente Bill Clinton, falló también en favor de los demandantes indicando que la “reputación” del condado de El Paso está en peligro, debido a las declaraciones de Trump de que el muro es necesario para frenar el caos y la falta de ley en la frontera.

Por su parte, el Gobierno federal argumentó que los demandantes no tienen jurisdicción sobre este caso, algo que rechazó el juez indicando que El Paso forma parte del objetivo de la proclamación de emergencia nacional, emitida por Trump después de que el Congreso se negó a otorgar más fondos para la ampliación del muro al aprobarse el presupuesto fiscal en enero.

En septiembre pasado y para la financiación del muro, el Departamento de Defensa anunció la cancelación de varios proyectos que emprendería en bases militares a un costo de 3 mil 600 millones de dólares.

De estos fondos, 20 millones desviados estaban destinados originalmente a la base militar de Fort Bliss, en el Condado de El Paso.

En febrero de este año, y durante un mitin en la ciudad fronteriza de El Paso (Texas), Trump prometió “terminar” el muro con México, independientemente de lo que hayan acordado en el Congreso los negociadores demócratas y republicanos.