Tim Cook, CEO de Apple, defendió la decisión de la compañía de eliminar una aplicación de mapeo en Hong Kong, que les permitía a los ciudadanos localizar a los policías en un mapa. Se trata de la plataforma HKmap.live. La compañía la retiró de su Apple Store el miércoles, después de consultar con las autoridades locales, quienes le dijeron que este servicio podía poner en peligro a la policía y a los residentes de la ciudad.

“En los últimos días, recibimos información creíble de la Oficina de Delitos de Ciberseguridad y Tecnología de Hong Kong, así como de usuarios en Hong Kong, respecto de que la aplicación se estaba utilizando maliciosamente para atacar a policías y para victimizar a individuos y atacar propiedades donde no hay policías presentes “, escribió Cook en un comunicado que le envió a los empleados de la empresa y cuya copia fue obtenida por Bloomberg. También dijo que la aplicación viola las leyes locales.

Tim Cook, CEO de Apple, defendió la decisión de la compañía de retirar de Apple Store la app HKmap.live (Photo by Josh Edelson / AFP)
Tim Cook, CEO de Apple, defendió la decisión de la compañía de retirar de Apple Store la app HKmap.live (Photo by Josh Edelson / AFP)

Los desarrolladores de HKmap.live negaron que su aplicación alentara alguna actividad criminal, y afirmaron que la decisión de Apple constituía un acto de “censura” y una “decisión claramente política para disminuir la libertad”. Se dice que los manifestantes y otros ciudadanos en Hong Kong venían usando esa app para determinar la ubicación de la policía, así como las zonas de la ciudad en las que se usaron gases lacrimógenos, con el fin de protegerse.

A raíz de estas manifestaciones que comenzaron a comienzo de año, ya se produjeron 2.370 arrestos. Y 750 de esos detenidos son menores de 18 años, según datos presentados por el secretario jefe de la Administración, Matthew Cheung.

Las protestas comenzaron en marzo de 2019 en repudio a un proyecto de ley de extradición a China presentado por el gobierno de Carrie Lam. Esa iniciativa abriría la posibilidad de que los habitantes de Hong Kong fueran sometidos a las leyes de China.

La aplicación HKmap.live en la pantalla de un móvil en Hong Kong, el 10 de octubre 2019. REUTERS/Tyrone Siu
La aplicación HKmap.live en la pantalla de un móvil en Hong Kong, el 10 de octubre 2019. REUTERS/Tyrone Siu

Los opositores también argumentaron que el proyecto de ley le daría a China mayor influencia sobre Hong Kong y que podría usarse para atacar a activistas y periodistas. Cabe recordar que Hong Kong fue colonia británica. En 1997 se restituyó la soberanía China bajo el principio “un país, dos sistemas”, por eso Hong Kong es una región administrativa especial y tiene un nivel de autonomía superior a otras zonas de China.

Tras las primeras muestras de repudio en marzo, en junio se hizo una convocatoria masiva: se dice que se reunieron un millón de personas en Hong Kong. Esta protesta fue replicada en varios lugares el mundo. Luego de varios enfrentamientos y repudios, finalmente el 4 de septiembre Lam anunció que se eliminará el proyecto de ley de extradición que fue el inicio de las manifestaciones.

De todos modos, los motivos de las protestas fueron mutando y hoy en día se suman nuevas demandas: se exige que se deje de usar el término “disturbios” para hablar sobre las manifestaciones; una investigación a la presunta violencia ejercida por la policía; amnistía para todos los manifestantes arrestados, y voto universal para las elecciones del jefe ejecutivo y el Consejo Legislativo, en el parlamento de Hong Kong.

Cook hizo referencias a las críticas generadas por eliminar la app. “Estas decisiones nunca son fáciles, y aún es más difícil discutir estos temas en momentos de furioso debate público”, escribió el CEO. Y añadió: “Los debates nacionales e internacionales nos sobrevivirán a todos y, aunque son importantes, no gobiernan los hechos. En este caso, los revisamos a fondo y creemos que esta decisión protege mejor a nuestros usuarios “.

En relación a la decisión de Apple de retirar la app, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang dijo que “Los eventos recientes en Hong Kong son actos extremos y violentos, que desafían el estado de derecho y el orden de Hong Kong, amenazan la seguridad de la gente de Hong Kong y dañan la estabilidad y la prosperidad de Hong Kong”.

Charles Mok, un consejero legislativo en Hong Kong, dijo que estaba “profundamente decepcionado” por el movimiento de Apple y cuestionó las razones de la compañía en una carta abierta a Cook, según se publica en un artículo de South China Morning Post.

La policía dispara gases lacrimógenos para dispersar una protesta en Hong Kong (AP Photo/Vincent Thian)
La policía dispara gases lacrimógenos para dispersar una protesta en Hong Kong (AP Photo/Vincent Thian)

“Hay numerosos casos de transeúntes inocentes que fueron heridos por la fuerza excesiva de la Policía de Hong Kong en operaciones de dispersión de multitudes”, escribió Mok en su cuenta de Twitter. “La información compartida usando HKmap.live, de hecho, ayuda a los ciudadanos a evitar las áreas donde los peatones que no están involucrados en ninguna actividad criminal podrían ser sometidos a la brutalidad policial”.

Hong Kong y Taiwán, que están bajo control chino pero son parcialmente autónomas, constituyen el mercado más grande de Apple después de Estados Unidos. Apple, al igual que otras empresas extranjeras que operan en la región, se ven tironeados entre el conflicto político y los negocios.

Cabe recordar que Apple sacó recientemente el emoji de la bandera de Taiwán de algunos iPhones, un ejemplo más de las decisiones de la compañía que buscan encontrar un equilibrio entre las exigencias de China y de los territorios de Hong Kong y Taiwán.

Por su parte, Google, que se retiró de China continental hace años, confirmó que HKmap.live está disponible en la tienda de aplicaciones Play en Hong Kong. Sin embargo, el gigante de Internet retiró un videojuego que permitía a los jugadores fingir ser manifestantes de Hong Kong. El título se eliminó por “intentar ganar dinero con conflictos o tragedias graves en curso”.