“La Bacteria”, niño halcón del CDN patrulla calles en Nuevo Laredo – La temida “Tropa del Infierno, al servicio del cártel del Noreste (CDN) en Tamaulipas, organización conformada por niños, tiene entre sus filas a Daniel, alias “La Bacteria”, un niño halcón que patrulla las calles de Nuevo Laredo.

Desde hace unas semanas el cártel del Noreste se ha vuelto tendencia en redes sociales, principalmente por las historias de sus “pequeños” sicarios, quienes aún no son mayores de edad y en busca de alguna oportunidad se enlistan en las filas del crimen organizado.

Tal es el caso de “Juanito Pistolas”, quien perdió la vida de manera violenta tras un enfrentamiento con la Policía en Tamaulipas.

Lamentablemente, este tipo de hechos en el que un niño porta un arma en lugar de algún juguete, siguen saliendo a la luz.

Recientemente se dio a conocer la historia de Daniel, alias “La Bacteria”, quien presuntamente es halcón del cártel del Noreste en Nuevo Laredo.

En las imágenes se puede apreciar que “La Bacteria” del cártel del Noreste está fumando lo que parece ser mariguana. En otra de las instantáneas, el joven halcón aparece portando un radio con el que se comunica con los gatilleros de la organización delictiva.

Una de las fotos que más indignó a los usuarios de redes sociales es donde Daniel aparece usando un chaleco militar y en él hay granadas.

Los cibernautas aseguraron que, lo más probable, es que “La Bacteria” tenga el mismo destino que los demás menores que laboran para el cártel del Noreste, la muerte.

Hace unos días, se reportó que durante un enfrentamiento un grupo de policías habría abatido a Omar Basurto, mejor conocido como El Brackets, un adolescente que, a pesar de su corta edad, ya habría sido reclutado como sicario al servicio de la temible “Tropa del Infierno”.

Circularon fotos y videos donde se mostraba la identidad del joven. En el material se puede observar a un muchacho, que como su sobrenombre lo indica, utiliza aparatos de ortodoncia.

Además, en varias de estas fotografías, el joven presume el equipo con el que mantenía comunicación con otros integrantes de la “Tropa del Infierno”, tales como radios y celulares.