México.- ¿Cuántas veces has escuchado que los hombres suelen exagerar los síntomas causados por una gripe? Pues dos recientes estudios señalan que quizá no sean una exageración y efectivamente sus síntomas sean más fuertes que los de las mujeres.

Dicha investigación fue publicada por British Medical Journal y se denominaron “Sciencie Behind Man Flu” (La ciencia detrás de La gripa del hombre”) y “Man Flu May be Real” (La gripe del hombre podría ser real).

Para estos estudios se utilizaron ratones de laboratorio, debido a que son compatibles con la fisiología humana. Los resultados arrojaron que los ratones hembras tienen una alta respuesta inmunitaria frente a infecciones, mientras que los ratones machos no.

Al respecto, Kyle Sue, doctora y profesora Universidad Memorial de Newfoundland, Canadá, encontró que los hombres tienen un sistema inmune menos robustos y por lo tanto tienen más riesgo de ser hospitalizados por a infecciones respiratorias por gripe e influenza.

Indicó que los hombres tienen un sistema inmunitario menos robusto, pero que eso les ha permitido concentrar la energía en procesos biológicos como el crecimiento, características sexuales y la reproducción.

“También hay evidencia de que los hombres sufren más enfermedades respiratorias virales porque su sistema inmunológico es menos robusto. A pesar de la evidencia, se necesita más investigación para aclarar qué tanto influyen las condiciones ambientales y si afecta la respuesta inmune, las cantidades virales, los síntomas y el tiempo de recuperación”, aclara la doctora. 

Qué es la gripe

La gripe es causada por el virus de la influenza que se transmite de persona a persona. Cuando alguien con gripe tose, estornuda o habla, expulsa pequeñas gotas. Estas gotitas pueden caer en la boca o en la nariz de las personas que están cerca. Con menos frecuencia, una persona puede contraer la gripe al tocar una superficie u objeto que tiene el virus de la gripe y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos.

Los síntomas de la gripe aparecen de repente y pueden incluir:

  • Fiebre o sensación de fiebre y escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Goteo o congestión nasal
  • Dolores musculares o del cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga (cansancio)
  • Algunas personas también pueden tener vómitos y diarrea. Esto es más común en los niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí