Un juez de Florida determinó este lunes que un niño de 4 años debe permanecer bajo la custodia de su abuela materna después de que sus padres detuvieron los tratamientos de quimioterapia para la leucemia y le aplicaron terapias alternativas.

Thomas Palermo, juez del tribunal de circuito del condado de Hillsborough, dijo que el pequeño Noah McAdams se enfrentaría a un “riesgo sustancial de negligencia inminente” si se fuera a casa con sus padres, Taylor Bland y Joshua McAdams. Según el fallo de la custodia, el niño vivirá ahora bajo la tutela de su abuela.

El juez de Hillsborough informó que la decisión no era un castigo para los padres, sino que el objetivo es proteger al menor.

“Mantener al menor bajo la custodia de su abuela materna era la única manera de asegurar su salud, seguridad y bienestar”, reportó NBC News .

El caso de Noah McAdams atrajo la atención de los medios de comunicación a principios del año cuando sus padres fueron obligados por un juez de realizarle quimioterapia al menor aunque se negaban al tratamiento.

Bland y McAdams perdieron temporalmente la custodia de Noah a principios de este año después de que la oficina del sheriff local constatara que los padres se llevaron a su hijo del hospital interrumpiendo su tratamiento de quimioterapia para enfrentar la leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer que afecta a los globúlos blancos de la sangre.

Los padres del menor optaron por tratar el cáncer de su hijo con métodos alternativos utilizando cannabis, oxigenoterapia, vitaminas y una dieta especial.

La familia huyó del estado por lo que las autoridades de Hillsborough alertaron el 29 de abril de la desaparición del menor “diciendo que se encontraba en peligro”.

La familia fue localizada en el estado de Kentucky y Noah fue puesto bajo la custodia de su abuela a quien se le ordenó continuar con el tratamiento médico.

UPDATE: The three-year-old boy has been found in Kentucky. He is in need of medical attention, but safe. Thank you to…

Posted by Hillsborough County Sheriff's Office on Monday, April 29, 2019

Bland y McAdams han defendido sus acciones diciendo que sólo llevaron a su hijo a Kentucky para buscar una “segunda opinión” y porque querían un “tratamiento menos duro” que la quimioterapia.

La pareja informó que su hijo sufrió graves efectos secundarios a causa de la quimioterapia como cambios de humor y caída del cabello, según lo contaron en una entrevista de la NBC.

Brooke Elvington, la abogada de la pareja, dijo a NBC News que los padres se encontraban “devastados” por la decisión del juez y que la pareja acordó de manera voluntaria continuar con los tratamientos de quimioterapia del niño además de marihuana medicinal y aceite CBD. “Noah debe estar en casa con sus padres”, dijo Elvington quien insistió en que los padres apelarán la decisión del juez.

El juez Palermo dijo este lunes que no había encontrado creíble la promesa de la pareja de continuar ese tratamiento sin huir del estado. “Sin la intervención de la policía, Noah aún estaría privado de la atención médica necesaria”, señaló el juez.

La madre del menor lleva una campaña en redes sociales bajo el lema “ Bring Noah Home” donde informa sobre el caso y denuncia la falta de libertad que tiene junto a su esposo de decidir sobre el tratamiento de su hijo.