El agua manantial sin sabor de Peñafiel, en sus presentaciones de botellas de 1.5L y 600 ml, ha retirado su producto de las tiendas estadounidenses Target y Walmart tras detectar en ellas un alto contenido de arsénico.

Éste es un metal tóxico que en grandes cantidades puede provocar enfermedades graves como el cáncer.

El mes pasado Keurig Dr. Pepper, dueño de la marca, aceptó el contenido de este metal en su producto en México, e incluso paró su producción durante dos semanas, sin embargo, la Procuraduría Federal del Consumidor informó que el agua mineral no rebasa el límite máximo permitido en la Norma Oficial Mexicana.

El Centro para la Salud Ambiental ha recomendado regresar el producto y solicitar un reembolso en las tiendas mencionadas.

ENCUENTRAN PELIGROSO QUÍMICO EN AGUA EMBOTELLADA DE TARGET Y WALMART

De acuerdo con CBS46, que cita información de USA Today, las pruebas realizadas por el Centro de Salud Ambiental de California encontraron altos niveles de arsénico en Peñafiel, bebida propiedad de la empresa Keurig Dr. Pepper.

Esta sustancia, en algunos casos, puede causar cáncer y daño a los órganos.

Cabe destacar que un artículo publicado por Consumer Reports en abril indicó que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) sabía sobre la presencia de este químico en Peñafiel, al menos desde 2013.

El 3 de mayo pasado, la publicación actualizó su reporte, indicando que la FDAseguía sin llamar a un retiro del producto.

Además de Peñafiel, el estudio del Centro de Salud Ambiental de California también nombra a Starkey, una marca propiedad de Whole Foods y vendida en esta cadena.

La información sobre los altos niveles de arsénico fue confirmada después de que el mencionado centro realizara pruebas independientes y confirmara sus hallazgos el 18 de junio pasado.