Cd. de México (15 agosto 2019).- Las integrantes de la Selección de Estados Unidos dijeron que la mediación con la Federación de Fútbol Estadounidense en su disputa sobre una paga equitativa ha fracasado.

Molly Levinson, quien representa a las jugadoras en el conflicto, dijo en una declaración el miércoles que éstas desean un juicio.

“Llegamos a la mediación de esta semana con representantes de la federación llenas de esperanza. Hoy debemos concluir estas reuniones sumamente decepcionadas por la determinación de la federación de perpetuar condiciones y conductas fundamentalmente discriminatorias en el lugar de trabajo”, mencionó.

La federación respondió que había esperado encontrar una solución, pero acusó a la representante de las jugadoras de una actitud agresiva e improductiva.

“Nosotros valoramos a nuestras jugadoras y lo hemos demostrado continuamente, al proveerlas con compensación y respaldo que exceden a las de cualquier otro equipo de mujeres en el mundo”, dijo la federación en un comunicado.

Las jugadoras demandaron a la federación en marzo, acusándola de discriminación de género institucionalizada diciendo que incluye compensaciones desiguales, en contraste a sus contrapartes en el equipo de hombres. La federación respondió que la paga y las prestaciones para los miembros del equipo de hombres y del equipo de mujeres, negociadas por gremios separados, no pueden ser comparadas y dijo que no había bases para las acusaciones de conducta ilegal.

Las dos partes acordaron una negociación mediada del asunto una vez concluyera la Copa del Mundo en Francia. Estados Unidos venció a Holanda en la Final para ganar el título el mes pasado y los hinchas corearon “¡Paga Igual!”.

A finales de julio, el presidente de la federación, Carlos Cordeiro, dijo que el equipo de mujeres recibió más paga que el de hombres entre 2010 y 2018.

La carta dijo que la federación pagó 34.1 millones en salarios y bonificaciones a las mujeres en ese período, comparado con 26.4 millones para los hombres. El total no incluía las prestaciones recibidas solamente por las mujeres, como salud, escribió Cordeiro.

Las jugadoras cuestionaron las cifras, diciendo que son engañosas.

“Está claro que la federación, incluyendo su junta de directores y el presidente Carlos Cordeiro, intentan plenamente continuar compensando a las mujeres menos que a los hombres. No lo van a conseguir”, dijo Levinson. “Queremos que nuestros hinchas, patrocinadores, pares en todo el mundo, y mujeres en todas partes, sepan que no nos amilanamos y esperamos un juicio”.

La federación replicó con una crítica a Levinson.

“Pese a las declaraciones inflamatorias de su portavoz, que buscan mostrar nuestras acciones de forma injusta e inexacta, nosotros no cejamos en nuestros esfuerzos para continuar discusiones de buena fe”, consignó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí