Grupos empresariales de esta ciudad fronteriza emitieron su postura a favor de la iniciativa de un cobro de impuestos obligatorio para los informales, con el objetivo de que lo recolectado forme parte del erario público y se utilice en beneficio general.

La propuesta, realizada por la alcaldesa Maki Esther Ortiz Domínguez, aplicaría para más de ocho mil personas tan solo en Reynosa, entre las que se encuentran vendedores de elotes, tacos, aguas frescas, comida rápida, productos para el hogar, ropa, zapatos entre otros.

Roberto Cruz Hernández, secretario de la Federación de Cámaras de Comercio (Fecanaco) mencionó: “Esto no es algo nuevo, la propuesta que hace la alcaldesa ya la habíamos hecho nosotros para nivelar el terreno de competencia.

“Sabemos que el comercio informal representa el 24 por ciento del Producto Interno Bruto, de ese tamaño es la problemática, por eso consideramos que es importante ampliar la base tributaria para que los informales paguen impuestos, a través de un esquema especial”, señaló.

Por el momento, los informales pagan una tarifa por uso de vía pública que oscila entre los 50 a 100 pesos diarios, pero no existe un esquema que evidencie sus niveles de ganancia o de personal dedicado a esto, más allá de estimaciones.

“Hacemos un llamado a los legisladores para que pongan atención en este tema, sabemos que hay muchas familias que dependen del comercio informal, por eso, qué mejor que darles seguridad social, hacerlos parte de una agrupación, que ante un problema puedan pedir un crédito, es importante que se registren”, demandó.

La cantidad de informales en Reynosa (estimado de 8 mil) rebasa en gran medida a los afiliados a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) que actualmente se encuentra entre los 3 mil a 4 mil negocios.

Respalda Fecanaco el cobro a informales