Cd. Victoria, Tamaulipas.- Aunque dicen ser conscientes del derecho a la privacidad que asiste a los pacientes, médicos de la clínica del ISSSTE de esta capital decidieron consultarlos en los pasillos de esta unidad y a la vista de todos, debido a que los aires acondicionados de cuatro consultorios médicos y del área de nutrición dejaron de funcionar.

El médico familiar Bernardo Mejía admitió que esta no es la primera vez que fallas los aires acondicionados ya dijo que es una situación que vienen padeciendo desde hace varias semanas, por lo que decidieron sacar sus escritorios y consultar a sus pacientes en los pasillos de la clínica.

“En otras ocasiones ya hemos tenido el mismo problema y estamos haciendo lo mismo que otras tantas veces: salirnos al área de espera. Lógicamente no es lo adecuado, el paciente que viene a consulta necesita privacidad y este no es el entorno adecuado para ellos”.

Sin embargo, el médico Mejía expuso que el calor en las áreas de consulta externa y en nutrición es tanto que decidieron consultar a sus 32 pacientes -que en promedio atienden durante las 8 horas de consulta- en los pasillos, donde el calor es menor al que sufren en el interior de los consultorios.

El médico, quien dijo tener 20 años laborando en el ISSSTE, señaló que las fallas en los aires acondicionados no es lo único que afecta a esta clínica, sino también carecen de material y de equipo médico, por lo que los doctores deben usar su propio equipo a la hora de atender a los pacientes.

“No tenemos material, papelería, estetoscopios, guantes y demás insumos. La mayoría de los compañeros trae equipo propio y no sé por qué el Instituto lo acapara, no sé cuál sea la finalidad”.

Señaló además que el director de la unidad médica del ISSSTE de Victoria está enterado de estas carencias y no hace nada por resolver el problema.

“Tenemos muchas carencias aquí que no nos han permitido hacer nuestro trabajo como debiéramos, carencias en todos los aspectos, y si le sumamos en clima la  verdad sí nos agobia”, concluyó el médico Bernardo Mejía.