Cd. Victoria, Tamaulipas (09 octubre 2019).- El Contralor Gubernamental, Mario Soria Landero, evitó precisar cifras de las sanciones que han aplicado a funcionarios por cometer irregularidades, tras argumentar que su función y obligaciones abarcan todo el Estado.

“No tengo el dato, es que me es muy difícil dar los datos de número sancionados, de qué tipo, cuántos, auditorías o sea en realidad la gama y el plan de trabajo anual de nosotros abarca todo el estado”, dijo, al ser cuestionado en torno a los castigos impuestos en tres años en funciones.

Sin embargo, aseguró que en el ejercicio sí han aplicado sanciones, pero rechazó dar detalles.

También evitó puntualizar cifras en torno a los expedientes que la Contraloría haya turnado a las autoridades para que se persiga a los responsables de alguna anomalía en el Gobierno.

“Sí se han turnado (casos), vuelvo a lo mismo, es difícil decirles cuántos casos, cuánto sancionados, es difícil, pero todos los puntos que ustedes tocan se están viendo, están sucediendo, existen por qué es el deber ser de nosotros, es el trabajo de todos los días auditar, supervisar, fiscalizar”, aseveró.

“Y tenemos que deslindar responsabilidades o en su defecto turnarlas a quien corresponda, ya sea el tribunal superior de justicia administrativa o a la fiscalía (Anticorrupción)”, agregó.

La Contraloría, dijo, regularmente recibe las revisiones de la Auditoria Superior del Estado (ASE), para iniciar un proceso administrativo.

Precisó, que una sanción se debe a diversos asuntos que van desde una mala aplicación de los recursos públicos.

“Desde aplicados fuera del tiempo que se estipula de acuerdo a las reglas de operación, son varios los aspectos que pueden incurrir las entidades o las Secretarías en el tema y nos manda todo lo que va saliendo, en realidad ellos no lo turnan a nosotros, para nosotros iniciar el procedimiento de responsabilidad administrativa”, indicó.

A la semana, dijo, que en promedio recibe de dos a tres quejas y en otras ninguna.

“Todo el año estoy recibiendo, pero me es muy complicado decirte a ti 100, porque a lo mejor van 200, puedo decirte 200 y no, son sólo 100”, apuntó.

Cada una de las dependencias y principalmente la ASE, dijo, luego de que concluyen la revisión, turnan los casos a la Contraloría para el debido inicio de un procedimiento de responsabilidad administrativa.

“Cuando se encuentra una irregularidad dónde por alguna causa se sospecha que hay un desvío, nosotros profundizamos en la auditoría y de ser así, donde nosotros encontramos que exista un desvío de fondos o un quebranto al patrimonio del Estado si se turna a la fiscalía anticorrupción”, expresó.