Ocho parientes de los desaparecidos fueron a buscarlos al municipio de Miguel Alemán, sin éxito.
Ocho parientes de los desaparecidos fueron a buscarlos al municipio de Miguel Alemán, sin éxito.

Tamaulipeco 1 de noviembre.- Un grupo de personas se reunieron en el Hotel Terra Inn de Miguel Alemán para denunciar públicamente que en la frontera existen muchas desapariciones de personas ajenas al crimen organizado y responsabilizan a los marinos.

Aseguraron que no son reales los informes públicos de que solo hay siete denuncias de desapariciones forzadas en Tamaulipas y expusieron diversos casos.

Tras denunciar las desapariciones forzadas de sus familiares, ocho mujeres se trasladaron a la oficina de la Procuraduría de Justicia del Estado en Miguel Alemán para formalizar las denuncias.

Destacaron en sus testimonios dos casos del 11 de octubre, en uno, los marinos se llevaron a todos los huéspedes del hotel Terra Inn de Miguel Alemán y que en Camargo una redada levantó a ocho muchachos ajenos que desde el martes están desaparecidos.

Aunque los parientes no han pedido apoyo consular estadounidense, entre los desaparecidos hay un ciudadano norteamericano residente de Río Grande, Texas, Orlando Zárate, de 22 años.

“Mi hermano es Orlando Zárate, a él se lo llevaron el 11 de octubre, ese martes él se quedó a dormir aquí, pero se los llevaron del hotel, queremos que nos los regresen pa´tras (sic), fueron a varios los que se llevaron, queremos que nos digan dónde está, si está bien”, exclamó su hermana, Marisa.

Otro de los desaparecidos a manos de supuestos marinos es José Luis González Vázquez, de 26 años.

“El martes 11 de octubre como a las cuatro y media de la tarde entraron los marinos haciendo un operativo y se los llevaron, sabemos porque mi mamá habló con él del Hotel Terra, dice que a él lo encerraron en un cuarto y cuando se fueron salió y ya se habían llevado a todos”, explicó la hermana de González Vázquez.

Narró que con su madre recorrió todos los hospitales y corporaciones policiacas desde Miguel Alemán hasta Reynosa, donde residen, pero nadie sabe darle informes.

“Los de la Federal dicen que ellos no fueron, nadie sabe dar razón, los marinos nos dicen que ellos no fueron, todos dicen que fueron los marinos”, exclamó entre sollozos.

La hermana platica que González Vázquez trabajaba como empleado de una compañía subcontratista de Pemex.

Rubén Alejandro Carrizales Barrientos, de 20 años, también se fue entre los detenidos de ese martes 11 de octubre, pero en una redada de detenciones que hizo La Marina en Camargo, Tamaulipas.

“Venimos de Reynosa, ya estuvimos aquí la semana pasada, todos nos dicen que fueron los marinos, queremos que nos lo regresen como esté, vivo o muerto, mi mamá está destrozada, tiene 19 días sin saber de él”, exclamó su hermana.

“Dicen que nomás pasaron los marinos persiguiendo una camioneta, él iba saliendo y lo agarraron, no tiene nada que ver”, exclamó la hermana, que no quiso dar su nombre.