El Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Tamaulipas informó oficialmente que la mañana de este jueves se presentó un enfrentamiento entre civiles armados a la altura del kilometro 70 de la carretera San Fernando Matamoros/Reynosa, por lo que la Policía Estatal, el Ejército Mexicano y la Policía Federal desplegaron elementos iniciar la búsqueda de quienes hicieron las detonaciones en la zona y retirar un tráiler incendiado que bloqueaba dicha vialidad.

Por su parte, la empresa transportista informó y lamentó, en su página oficial electrónica, que dos de sus autobuses fueron atacados e incendiados por los sujetos.

Transpaís detalló que la agresión ocurrió alrededor de las 12 del día, tiempo local, y apuntó que las autoridades correspondientes atendieron de inmediato la contingencia de violencia, que tuvieron lugar a la altura del kilómetro 70 donde se localiza el ejido Doroteo Arango.

Una versión preliminar informó que los conductores de los autobuses pudieron retirarse del lugar, así como los pasajeros, y aunque las unidades presentan impactos de bala, en un comunicado de la empresa se menciona que no hubo heridos.

Con respecto a la situación de ayer por la mañana, en los informes iniciales se indica que sujetos armados que participaron en el enfrentamiento colocaron un tráiler para bloquear la carretera con el aparente intento de impedir la llegada de las corporaciones federales y estatales de seguridad. El bloqueo fue retirado y la vialidad abierta poco más de una hora después.

Por otro lado, fue retirado otro bloqueo con camiones en la carretera San Fernando a Reynosa, a la altura de la colonia Balcones de Alcalá. Una persona fue detenida por su probable responsabilidad en la obstaculización de la vialidad. Traía artefactos metálicos conocidos como ponchallantas.

MILITARES REFUERZAN VIGILANCIA EN LA CARRETERA

Como parte de la coordinación federal y estatal, hizo desplazamiento de alrededor de 100 militares a la zona de San Fernando a la vez que se están realizando en el área sobrevuelos con un helicóptero de la Policía Federal

Además habrá vigilancia y patrullaje por tierra del Ejército Mexicano, Policía Federal y la Policía Estatal, para disuadir la acción de los grupos rivales de civiles armados y garantizar la seguridad y tranquilidad en esa región de Tamaulipas.